Si hablamos del estilo moderno o contemporáneo, estaremos haciendo referencia a una corriente decorativa que busca, ante todo, el equilibrio, un complejo equilibrio entre la elegancia y la moderación, entre la sofisticación y la calidez. La esencia del estilo moderno consiste, también, en que ninguno de los elementos que conformen un espacio destaque sobre otro. Simplicidad, líneas rectas y objetos que inspiran se dan la mano para dar vida a uno de los estilos de decoración con más seguidores.

Las claves del estilo moderno

Inspirado mayoritariamente en la vida moderna del siglo XX, el estilo moderno, que en Lemob nos enamora, se basa en el trabajo y la creatividad de importantes diseñadores que dejaron su impronta en la época. Hoy, y gracias a ellos, podemos decir que existen algunas pautas que definen y dan forma a esta corriente, que tantos adeptos suma día a día.

¿Cómo es el mobiliario contemporáneo?

La calidad y la simplicidad son las principales características de cualquier mueble moderno o contemporáneo. En contraste con los elementos que triunfan en otros estilos decorativos, como el estilo vintage o el estilo colonial, el mobiliario moderno y su combinación en los diferentes espacios buscará, sobre cualquier cosa, la neutralidad. Sencillez, calma y mucho orden son las bases de cualquier hogar moderno.
Si hablamos de muebles, destacan los que presentan superficies lisas y formas rectas, sin sobresaltos. Están fabricados principalmente con materiales como los metales, la madera artificial o el vidrio, pero las posibilidades son muchas más. También se utilizan otros más naturales, como el mármol, la piedra, y el cuero, aunque en sus formas más trabajadas y pulidas. Y por supuesto, en los muebles modernos que encontrarás en Lemob no echarás de menos el acero, que aportará un toque de elegancia a cualquier objeto.
En cuanto al color, si hay uno que destaca es el blanco. No obstante, cualquier tonalidad tiene cabida en este espacio si es moderada y elegante. Los colores neutrales, como el beige, el gris o el marrón tierra podrán contrastar con elementos que tengan como protagonista al color negro.

La iluminación en los espacios más modernos

La luz ocupa un lugar privilegiado en los espacios modernos, y es que un gran ventanal de cristal no puede faltar bajo ninguna circunstancia. La claridad es una de las máximas de la decoración moderna, cuyo objetivo no es otro que lograr transmitir una mayor sensación de amplitud y profundidad. Podrás usar cortinas o estores, pero estos deben ser de colores claros y permitir el paso de una gran cantidad de luz a la estancia.

Mezcla colores, texturas y materiales sin sobrecargar para conseguir la combinación ganadora

Al hablar de simplicidad y calma, no queremos decir que no se puedan realizar combinaciones de lo más originales en un contexto moderno, con la única condición de que no se recargue la estancia. En Lemob te recomendamos escoger los materiales y los colores cuya combinación solo proporcione la calidez y el confort que el resto de elementos modernos es posible que no transmitan. No descartes optar por textiles, cuadros o recuerdos personales que generen esa atmósfera más personal.